• Lunes 20 de Noviembre del 2017

7,2 millones votos contra Maduro y su Constituyente

Unos 7,2 millones de venezolanos votaron en un plebiscito simbólico contra el presidente Nicolás Maduro y su Asamblea Constituyente, pero el gran desafío de la oposición ahora será cómo capitalizar ese caudal electoral para lograr un cambio de gobierno.

"Venezuela lo dijo claramente: no queremos una Constituyente fraudulenta e impuesta. No queremos ser Cuba, no queremos ser un país sin libertad", dijo el jefe del Parlamento, de mayoría opositora, Julio Borges, en el teatro Chacao, al este de Caracas, donde fueron anunciados los resultados.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, en representación de una comisión de garantes, anunció que 6.492.381 votaron en el país y 693.789 en el exterior, tras ser escrutadas el 95% de las actas electorales.

"Hoy Venezuela le dijo sí a un país digno, a un país democrático, a un país donde la gente no se tenga que ir porque no tiene futuro. Ha quedado claro el mandato que nos dio el pueblo", dijo Borges, junto a los principales dirigentes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Antes de que fueran difundidos los resultados, el oficialismo los cuestionó, al señalar que el proceso no es vinculante y es "ilegal" por no contar con el aval ni la auditoría del poder electoral, acusado por la oposición de servir al Gobierno.

El dirigente chavista Jorge Rodríguez aseguró que presentarán vídeos que confirman votaciones fraudulentas, al tiempo que cuestionó que la oposición vaya a quemar los cuadernos electorales bajo el argumento de evitar represalias contra los votantes.

En un fuerte pulso, el Gobierno también movilizó masivamente a sus seguidores en un simulacro organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), de cara a la elección el 30 de julio de 545 asambleístas de la Constituyente.

Al cierre de la jornada se registraron hechos violentos en Caracas. Una mujer de 61 años murió y otras tres personas resultaron heridas por pistoleros que atacaron un centro de votación en el popular barrio de Catia (oeste), de lo cual la MUD responsabilizó a grupos de civiles afines al Gobierno.

Fuente: 
NEX NOTICIAS / AFP