• Jueves 14 de Diciembre del 2017

Australia espera por su rival en el repechaje

Australia venció a la infatigable Siria en la vuelta de la repesca asiática en un partido no apto para cardiacos que se decidió en la prórroga. Gracias a su capitán Cahill, los Socceroos mantienen vivo el sueño de clasificar a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

La guerra de nervios la comenzó ganando Siria, que enmudeció el ANZ Stadium de Sidney cuando Omar Al Soma marcó en la primera aproximación peligrosa de los suyos (1-0, 6’).

El tanto metía toda la presión a los locales, pero ahí apareció por primera vez su capitán y referente. En un despiste de la zaga siria, Tim Cahill se plantó solo en el área para hacer el 1-1 con un cabezazo picado al segundo palo (13’).

A partir de ese momento, el guión no varió: la pelota y la mayoría de ocasiones fueron para los Socceroos, pero Siria resistía –en ocasiones con solvencia, en otras con una pizca de fortuna- y esperaba agazapada para salir a la contra.

Así, sin nuevos goles que alteraran el marcador, se llegó a la prórroga por el 1-1 del partido de ida. La expusión de Mahmoud Almawas al inicio del tiempo extra lastró a un equipo sirio al que Cahill puso contra las cuerdas con un nuevo cabezazo marca de la casa (2-1, 109’). Aun así, el cuento pudo haber cambiado en la última jugada, cuando Siria mandó un balón a la madera.

Tras este resultado Australia espera a su oponente para la repesca intercontinental, que saldrá de uno de estos tres equipos: Estados Unidos, Honduras o Panamá.

Fuente: 
NEX NOTICIAS