• Viernes 18 de Agosto del 2017

Bolt, una retirada que debió llegar en Rio-2016

Usain Bolt debió retirarse en los Juegos de Rio-2016, en plena efervescencia, en pleno éxito, con tres oros olímpicos. Pero prefirió aguantar un año más y disputar el Mundial de Londres. Y le salió mal la jugada.

Cuando todo el mundo esperaba un final feliz, solo pudo ser tercero en la final de 100 metros del Mundial el sábado, devolviendo el poder a Estados Unidos en la velocidad, con los dos primeros puestos de Justin Gatlin y Christian Coleman.

Bolt, de 30 años, desde las series de 100 metros en Londres buscó excusas, lanzando mensajes subliminales de que no se sentía fuerte.

El viernes en las calificaciones, la culpa de que no hiciera un buen tiempo (10.07) la achacó a los tacos de salida.

"Tropecé al dejar los tacos de salida. No estoy muy contento con estos tacos. Creo que son los peores que he tenido en mi vida, dijo Bolt.

"Los tacos eran poco estables, temblorosos. No es a lo que estoy acostumbrado. No son robustos o firmes", añadió.

Y cuando perdió la final el sábado, después de haber sido solo segundo en semifinales en su serie y tercero en la carrera decisiva, buscó nuevas excusas.

"La salida me mató", admitió Bolt, que terminó con un crono de 9.95, superado por Gatlin (9.92) y Coleman (9.94).

"Normalmente las cosas van mejor a medida que avanzan las rondas, pero no ha sido así. la salida me mató. Siento que fue eso", señaló.

"Me puse un poco de presión porque sabía que si no tenía una buena salida y no entraba fácil en la carrera, tendría problemas. Me quedé demasiado atrás", añadió.

Bolt no necesitaba este final. Para agrandar su leyenda le habría convenido retirarse en Rio, como había anunciado en 2013.

Tras el Mundial de Moscú-2013, donde logró el triplete 100, 200 y 4x100, igual que Berlín-2009 y Pekín-2015, además de los Juegos de Londres-2012 y Rio-2016, anunció que se iría tras los Juegos brasileños, pero le pudo la presión, entre otros de los patrocinadores.

Fuente: 
NEX NOTICIAS / AFP