Cuba crecerá poco más de 1% en 2018 en medio de tensiones económicas

El gobierno del presidente cubano Miguel Díaz Canel corrigió a la baja, de 2% a poco más de 1%, su expectativa de crecimiento para 2018

La economía cubana crecerá poco más de 1% este año, por debajo del 2% previsto, debido a un enlentecimiento de las exportaciones, industria azucarera, turismo, y agricultura y el recrudecimiento del embargo de Estados Unidos, informó el gobierno.

El crecimiento del PIB al cierre de 2018 se estima "en una tasa ligeramente superior al 1%, cuando se esperaba alcanzar la cifra del 2%", informó el ministro de Economía, Alejandro Gil, en una reunión con parlamentarios a la que asistió el presidente Miguel Díaz-Canel. Para 2019 el gobierno espera una tasa también superior al 1%.

Gil, citado por el diario oficial Granma, precisó que en ese magro crecimiento del 2018 inciden "incumplimientos de los ingresos previstos por exportaciones", la no ejecución de "importaciones, además de las tensiones en los niveles de endeudamientos".

Asimismo, pronosticó una "decaída con respecto al año anterior en la industria azucarera y el turismo" y "las actividades de la agricultura, la construcción y minas y canteras".

Cuba tiene un atraso en el pago de la deuda que mantiene con Brasil -un importante proveedor de alimentos de la isla- según han confirmado las autoridades brasileñas.

Por su parte, Díaz-Canel dijo que la economía, que creció apenas 1,1% en el primer semestre, enfrentó en 2018 un "escenario complejo", marcado por "insuficiencias" internas y el recrudecimiento del bloqueo que Washington aplica contra la isla desde 1962.

"Hay países donde no hay ningún banco que (...) quiera hacer negociaciones con Cuba. Esos son de las complejidades que nosotros tenemos", debido al embargo, ilustró el mandatario cubano.

Subrayó que "la batalla fundamental de Cuba es la economía", porque "la gente lo que más espera es una respuesta (mejoría) económica".

Recientemente, La Habana ha reconocido problemas en el abastecimiento de pan a sus ciudadanos, producto de faltas de repuestos en sus principales molinos, tema que espera resolver en las próximas semanas.

Cuba lleva adelante un proceso de reforma de su economía de corte soviético, que pasa por una nueva Constitución, que deberá ser aprobada en referendo en febrero y que reconoce el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en el país.

Mayoritariamente estatal, la economía de la isla importa casi la totalidad de los productos que consume por unos 2.000 millones de dólares anuales, una cifra que complica a sus deprimidas arcas.

La economía de Cuba creció un 0,5% en 2016 y un 1,6% en 2017.

Fuente: 
Nex Noticias / AFP
....