Daños ambientales y prostitución infantil esperan al papa en la Amazonía peruana

Daños ambientales, deforestación, contaminación de ríos y prostitución infantil esperan este viernes al papa Francisco en su visita a la Amazonía peruana, donde tendrá un encuentro con pueblos originarios que buscan su ayuda para resolver los problemas que los agobian.

En el segundo día de su visita a Perú, el pontífice argentino llegará a Puerto Maldonado, una remota ciudad de casi 100.000 habitantes, el último punto urbano de Perú antes de adentrarse en la selva amazónica, cerca de las fronteras con Brasil y Bolivia.

"Por la primera vez, en este pueblo, se juntan todas las comunidades nativas de prácticamente toda Sudamérica. Es muy difícil tenerlos a todos reunidos, entonces es histórico", dijo a la AFP José Trinidad, de 69 años, sobre el encuentro del papa con 3.500 indígenas peruanos, brasileños y bolivianos.

Francisco, un ferviente defensor del pulmón verde del planeta, enfrentará reclamos de las comunidades y de ambientalistas preocupados por la explotación salvaje de los recursos naturales, un día después de cerrar una gira por Chile llena de controversias por los abusos sexuales en la Iglesia y los conflictos indígenas.

El papa multiplicó en Chile las declaraciones de contrición por el silencio de la Iglesia ante los abusos sexuales del clero, aunque defendió a un obispo acusado de encubrirlos, lo que enfureció a las víctimas.

El tema de la pederastia en la Iglesia también ronda en Perú, aunque no se prevé que empeñe la visita papal como en Chile: el Vaticano intervino hace unos días al grupo laico peruano Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador Luis Fernando Figari y otros tres dirigentes están acusados de abusos sexuales.

Fuente: 
NEX NOTICIAS / AFP