Descubren en Panamá y Ecuador dos nuevas especies de murciélagos

Un nuevo estudio publicado en la revista Mammalian Biology describe dos nuevas especies de murciélagos de la familia Molossidae, con caras de perros, hallados por investigadores del Smithsonian en Panamá y Ecuador.

"Identificar dos especies de mamíferos nuevas para la ciencia es extremadamente emocionante", comentó Ligiane Moras, quien hizo parte de este trabajo como becaria en el Museo Nacional de Historia Natural (NMNH) del Smithsonian en Washington, DC durante sus estudios de doctorado en la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil.

"Después de caracterizar las formas corporales de 242 murciélagos de colecciones de museos en las Américas y Europa, comparando su ADN, y agregando observaciones de campo que incluyen grabaciones de sonido, consideramos que hay ocho especies en este grupo, dos de ellas nuevas para la ciencia", comentó Moras.

Rara vez se observan porque vuelan alto en el cielo nocturno, estos murciélagos también vuelan mucho más rápido que otros murciélagos, debido a sus alas extremadamente estrechas. Es inusual capturar estos murciélagos insectívoros cerca del suelo con redes de niebla, que es cómo los investigadores capturan la mayoría de los murciélagos que estudian.

El murciélago con cara de perro de Freeman (Cynomops freemani) fue descubierto en Gamboa, Panamá, por un grupo de investigadores que trabajan con la científica Rachel Page en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), incluidos Thomas Sattler, Raúl Rodriguez y Elias Bader quien, durante cinco noches en el 2012, capturó y liberó a 19 machos y 37 hembras cerca de varios edificios de madera abandonados. Kristen Jung encontró a otro individuo que había muerto y fue colectado. En agosto del 2017, el becario posdoctoral de STRI Gerald Carter y sus colegas confirmaron la existencia de esta nueva especie en Gamboa. Observaron hembras embarazadas en agosto y juveniles en agosto y septiembre.

Murciélagos similares, colectados por Charles Handley, mastozoólogo en el NMNH y previamente identificados como C. paranus o C. greenhalli, también fueron incluidos como C. freemani por los autores.

"Tuvimos mucha suerte de atrapar a varios individuos diferentes de esta especie con redes de niebla y registrar sus llamados", comentó Sattler, en ese entonces becario postdoctoral de la Universidad de Ulm y STRI, y ahora en el Instituto Ornitológico Suizo. "Estaban descansando en edificios abandonados. Conocer los llamados de ecolocalización específicos de cada especie puede hacer que sea posible encontrarlas de nuevo en el futuro con un detector de murciélagos, sin necesidad de capturarlos, y así obtener más información sobre su distribución y preferencias de hábitat".

El murciélago con cara de perro de Freeman fue nombrado en honor a la investigadora de murciélagos Patricia Freeman, quien dedicó gran parte de su carrera a comprender las relaciones entre un grupo de murciélagos conocidos como molósidos o murciélagos de cola libre, que incluye los murciélagos con cara de perro.

El descubrimiento del murciélago con cara de perro de Waorani (C. tonkigui), ligeramente más pequeño, se basa en individuos colectados por la conocida naturalista Fiona Reid y sus colegas y por Diego Tirira de la Pontificia Universidad Católica en Ecuador. El nombre "tonkigui" honra a la tribu Waorani de Ecuador que vive en el bosque circundante de uno de los lugares de captura. Tonkigui significa murciélago en Waorani.

Fuente: 
NEX NOTICIAS