El futuro del acuerdo iraní depende de los europeos, según exasesor de Obama

Robert Malley, exnegociador con Irán bajo la presidencia de Obama y presidente del grupo de reflexión International Crisis Group (ICG) en Washington, el 7 de mayo de 2018

Para Robert Malley, exnegociador estadounidense con Irán bajo la administración de Barack Obama y presidente del grupo de reflexión International Crisis Group (ICG), no hay duda de que este martes Donald Trump va a "matar" el acuerdo y que su destino está ahora en manos de los europeos.

"Ahora los europeos tienen que hacer que Irán se mantenga en el acuerdo" si quieren salvarlo realmente, previno Malley en una entrevista a la AFP en Washington.

PREGUNTA: ¿Por qué este acuerdo firmado en 2015 que el presidente estadounidense amenaza con abandonar es tan importante?

RESPUESTA: Es un acuerdo que permite obtener lo que la administración estadounidense, la comunidad internacional y todos los países que habían negociado le asignaron como objetivo: que Irán no pueda dotarse jamás de la bomba nuclear. Y hoy, y no soy yo quien lo dice sino la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que supervisa el comportamiento iraní, los países que negociaron, incluso los que tienen una reputación más severa como Francia, el Departamento de Estado y la Casa Blanca, han certificado, meses después, que Irán respeta escrupulosamente el acuerdo.

Se trata del régimen de inspección más global que se ha negociado en la historia con un país que no ha sido vencido en una guerra. Si tratan de hacer trampa, hay tantas señales de alarma, (...) que seguro que se descubre.

PREGUNTA: El presidente estadounidense dice que hay graves "lagunas", e incluso los europeos, tras haberlo defendido firmemente, reconocen que hay problemas. ¿No se trata de una victoria diplomática para Donald Trump?

RESPUESTA: Honestamente, sí, él ha conseguido seguir adelante con el cuento (...). Y los europeos intentan calmarle, es su estrategia, más que entrar en confrontación con él.

Todo lo que hemos visto bajo esta administración solo nos da una pista: (Trump) quiere retirarse del acuerdo. Porque cree que es una herencia de su predecesor y que todo lo que ha hecho su predecesor es un desastre. Porque era una promesa de campaña y quiere ser un presidente que haya mantenido sus promesas. Y porque es una postura que apoyan muchos a quienes escucha, como los israelíes, algunos países del Golfo y sus propios consejeros.

Nuestra impresión, por tanto, es que se va a retirar.

PREGUNTA: ¿Se trata entonces de la muerte del acuerdo? ¿O los europeos pueden salvarlo todavía?

RESPUESTA: O Trump se retira, o se queda por un tiempo, pero esto no haría mas que retrasar su decisión mientras pide a los europeos que endurezcan la suya, y mantener la incertidumbre actual, que disuade fuertemente a las inversiones en Irán.

Está claro que Estados Unidos quiere matar el acuerdo. Por eso el ICG dice que los europeos tienen que hacer que Irán permanezca en el acuerdo. Será duro. Tratamos de explicar lo que pueden hacer los europeos para minimizar el impacto de un restablecimiento de las sanciones estadounidenses: tratar de proteger las empresas europeas que quedarían expuestas a las sanciones, y tratar de reagrupar a las empresas más pequeñas y menos expuestas a Estados Unidos para que trabajen colectivamente en Irán.

Preservar el acuerdo es la mejor solución para Europa y para Irán. Nuestro mensaje a los iraníes es el siguiente: más vale tener una cierta continuidad en las relaciones comerciales con Europa y aislar a Estados Unidos que quedar aislados y tener a los europeos y a los estadounidenses en la espalda. Porque la verdad es que si mañana (este martes) Estados Unidos restablece las sanciones y la respuesta iraní es retirarse del acuerdo, a Europa no le quedará otra opción.

Fuente: 
NEX NOTICIAS / AFP
....