• Lunes 20 de Noviembre del 2017

Negocian evacuación de civiles antes de asalto final a ciudad siria de Raqa

Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) observa una zona del frente oeste de la ciudad de Raqa, el pasado 8 de octubre en el norte de Siria

Responsables locales y autoridades tribales negocian la evacuación de miles de civiles de la ciudad siria de Raqa, antes del asalto final de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) que ya controlan 90% de la "capital" del grupo Estado Islámico (EI).

"El consejo civil de Raqa ha entablado conversaciones para determinar la mejor forma de permitir a los civiles atrapados entre los combatientes de Dáesh (acrónimo árabe del EI) que abandonen la ciudad", indicaron las FDS en un comunicado.

Este consejo es un ejecutivo local en el exilio que se ha instalado al norte de Raqa.

Las FDS, una alianza kurdoárabe apoyada por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, afirmaron sin embargo que quienes abandonen Raqa tras haber luchado en las filas del EI serán entregados a las autoridades locales para ser llevados ante la justicia.

La ONU calcula que cerca de 8.000 civiles siguen en la ciudad de Raqa, y las FDS aseguran que algunos de ellos están siendo utilizados como escudos humanos por los combatientes del EI.

En tanto se busca una solución a la situación de los civiles en Raqa, este miércoles en la capital Damasco tres kamikazes se hicieron explotar cerca del cuartel general de la Policía, causando dos muertos y seis heridos, informó el ministerio del Interior sirio.

Este triple atentado aún no ha sido reivindicado, pero fue el segundo en la capital siria en este mes, después de otro similar reivindicado por el EI que dejó 17 muertos el 2 de octubre en el barrio de Midan.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una oenegé que dispone de una extensa red de informadores en Siria, las conversaciones también abordan la manera de permitir que se entreguen los yihadistas y que sus familias abandonen Raqa.

"Las negociaciones tratan sobre una salida de los combatientes de Dáesh (...) y la posibilidad de que sus familias puedan dirigirse a Albu Kamal, en el este de la provincia de Deir Ezzor", declaró el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Fuente: 
Nex Noticias / AFP