• Domingo 22 de Octubre del 2017

Ponen a funcionar tomógrafo, luego de dos años de comprado

Aunque existía la opción de practicarse el TAC en el hospital Nicolás, el costo aproximado de este examen es de 200 dólares.

En el 2015 la administración de la Caja de Seguro Social (CSS) invirtió 1.5 millón de dólares en la compra de un tomógrafo axial computarizado (TAC) a instalarse en la policlínica Santiago Barraza en La Chorrera, provincia de Panamá Oeste.

 No obstante, una serie de problemas eléctricos, infraestructura y de personal  que no habían sido contemplados retrasó por dos años la puesta en funcionamiento del este equipo. 

Federico De León, quién reside en el corregimiento de Sorá de Chame, asegura que desde hace nueve meses, se encuentra en la lista de espera para practicarse un TAC en esta policlínica.

Aunque existía la opción de practicarse el TAC en el hospital Nicolás, el costo aproximado de este examen es de 200 dólares, lo cual no podía sufragar, dijo.

 El tomógrafo axial computarizado, que entró en operación ayer jueves, permitirá la obtención de múltiples imágenes del organismo y la detección de tumores, permitiendo a los médicos aplicar un tratamiento adecuado. Los cálculos de la CSS apuntan a la realización mensual de 100 pacientes que requiere de practicarse TAC. La información de que TAC, no estaba en operación, dos años después de adquirido, fue descubierta un mes atrás por parte del director general de la CSS Alfredo Martiz. 

Américo Lombardo, director ejecutivo nacional de los Servicios y Prestación de la Salud, indico que aunque han transcurrido dos años, el mantenimiento del equipo está a cargo del programa de tele radiología.La demora en la puesta en operación del TAC no fue el único reclamo que los derechohabientes de esta institución al director general de la CSS Alfredo Martiz, quien acudió ayer a la policlínica Santiago Barraza.

 Esta policlínica tiene un déficit de médicos pediatras y especialista y ortopedas para cubrir la demanda de pacientes, dijo Martiz; además de equipos médicos los cuales ya vencieron su vida útil. Otro de los hallazgos del director general de la CSS, fue la carencia de reactivos para exámenes de laboratorio debido a que la empresa surtidora no cumple con las entregas. Aseveró además que con una población asegurada de 400 mil habitantes en la provincia de Panamá Oeste, la solución a largo plazo será la construcción de un hospital, dijo Martiz. A corto plazo, la solución a la demanda de atención médica en esta policlínica es la contratación de más médicos aunque ello dependerá de la formación de especialistas. 

En todas las instalaciones de la CSS se requieren camilleros, médicos especialistas, guardias de seguridad, enfermeras y personal de mantenimiento.

Fuente: 
NEX NOTICIAS / Panamá América